jueves, enero 18, 2018
Breaking News
Home | Placeres | Mundo Animal | Entrenado para las fiestas

Entrenado para las fiestas

La casa de pronto cambia. Hay más tentaciones, nuevas reglas, invitados. Incluso Santa Claus podría traer una nueva mascota. En Navidad hay que prepararse y preparar a su compañero canino. Y no olvide dejarle algo debajo del arbolito o al lado del pesebre

Por Hans Graf

Las fiestas son la expresión de diversión y alegría. En su casa, con la gente que usted ama, hay celebración, buenos momentos y se tejen los más maravillosos recuerdos. Como parte de su familia su perro también es uno más en esta ocasión para recordar. Piense en él.

Es importante, sin embargo, no perder de vista algunos detalles de seguridad para evitar males mayores. Varios aspectos como los alimentos, los adornos, los regalos o incluso los abundantes dulces navideños son un peligro latente para cualquier animal.

Cuidado con la comida

Entre los invitados siempre existe la tentación de darle al “animalito de la casa” un bocado navideño. De por sí, es perjudicial para ellos la comida para personas y los platos tradicionales de fin de año serían aún más dañinos, por su alto contenido en especias y condimentos, que incrementan el riesgo de malestares estomacales. Existen formas creativas de ofrecerle a su perro un alimento de la temporada, combinando comestibles aptos en un plato decorado, por ejemplo.

Entre las comidas, los postres también son un peligro. Los bizcochos y panetones no son aptos para su perro. El chocolate, por ejemplo contiene teobromina, una enzima que es tóxica para ellos. Como alternativa le pueden ofrecer pequeños huesitos de comida canina o las famosas orejitas de cerdo, pero siempre en poca cantidad. En el mercado hay una variedad de galletitas artesanales que son el sustituto perfecto de un dulce. Se trata de involucrar al perro en la fiesta, no de cambiarle los hábitos alimenticios.

Adornos a la vista

El incesante mordisqueo puede tener consecuencias fatales con los adornos navideños o las luces. Cuando la casa está completamente decorada, es mejor mantener al perro en su área y no dejarlo suelto sin supervisión. Hay que tener especial cuidado con los cachorros, pues por instinto y como parte de su crecimiento, están constantemente buscando objetos para morder.

Para un perro la Navidad puede resultar divertida o estresante por el efecto del ruido y los fuegos artificiales, pero lo importante es que se tenga en cuenta que él es uno más de la familia y que debe ser parte de la fiesta. Además, no olvide tener algo en la lista del niño Jesús para su mascota, no vaya a ser que sus regalos amanezcan mordisqueados.

disfruta la Revista digital

Check Also

Lengua afuera

Durante el verano caluroso es importante que tengas distintas precauciones para poder cuidar bien a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial