viernes, septiembre 22, 2017
Breaking News
Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | ¿Sabemos jugar con nuestros hijos?

¿Sabemos jugar con nuestros hijos?

Por Gabriela Rodríguez de Palacios / Supermomtips

¡Mami quiero jugar contigo! ¿Se identifican con esta expresión? Una vez asistí a una charla con una psicóloga experta en temas de crianza. Muchas súper mamas nos identificamos con la siguiente inquietud: nuestros hijos tienen cantidades de juguetes pero que no juegan. A lo cual la experta respondió: “un niño no sabe jugar, hay que enseñarle. Sí, pueden inventar ciertos juegos, pero a los cinco minutos se aburren, y ya no saben qué hacer. Es en ese momento cuando debemos intervenir y darles todo un sinfín de herramientas, ideas, sembrarles esa aventura en sus cabecitas para generar tiempo de juego enriquecedor para ellos y para toda la familia”.

Jugar con niños entre dos y seis años es un reto al que muchos padres no saben enfrentarse. Ya no son los bebés a los que cualquier juguete los hace felices o los distrae. ¿Sabemos jugar con nuestros hijos? ¿Cómo hacerlo? La respuesta es sencilla: volviendo a ser niños. Si hacemos un esfuerzo de abstracción, y nos ponemos en el lugar de nuestros hijos podremos entender que ese mundo imaginario, tan sorprendente y creativo, es el más real para el niño y que también nosotros estamos llamados a introducirnos en él.

Son ellos quienes están entrando en la realidad de los adultos y, aunque necesiten de nuestra ayuda para ello, el esfuerzo es más suyo que nuestro. Entrar en su mundo y dejarse arrastrar por su lógica infantil, sin perjuicio de poder aportar ideas y pautas que el niño pueda utilizar. Pero lo importante es que sea el adulto el que se adapte al juego del niño, y no pretenda que éste salga de él, para acomodarse a la realidad de los mayores. Aquí habrá que hacer un esfuerzo de abstracción.

A partir de los dos años, los pequeños aprenden a compartir un juego y los juguetes. Es a los cuatro años cuando experimentan “un gran cambio a nivel intelectual y social”, ya que se interesan por los juegos en grupos de cuatro o cinco integrantes y que contengan normas sencillas, iniciándose de un modo progresivo en el mundo del juego de reglas. A partir de los cinco o seis años, puntualizan las expertas, el niño consolida las relaciones sociales y la interacción con los compañeros de juego. Surge así el juego en equipos y el malestar por perder.

Jugar a ser chefs, jugar a los ingenieros o constructores de grandes pistas de carros o aeropuertos. Jugar a diferentes roles: médicos, policías y ladrones, bomberos que rescatan a las personas en diferentes situaciones de peligro. Juguemos a ser arquitectos de grandes edificios. O un simple juego de Bingo puede reforzar los números. Hacer experimentos de ciencia. Y un sinfín de oportunidades para compartir una media hora diaria con nuestros hijos que no serán niños toda la vida. Busquemos ese juego que los enganche y que ambos puedan disfrutar. Apóyate en libros que te orienten y te hagan despertar ese niño que llevas dentro. Durante el juego aprendemos a ganar, a perder, a conocer límites. Es jugando con nuestros hijos que le damos esa seguridad que tanto necesitan. Ese recuerdo, ese momento quedará en su memoria y en su voz interior. No dejes para mañana el juego que puedas compartir hoy con tu hijo o hija.

Puedes seguir mi espacio en Instagram o Facebook para más ideas de juegos en familia (Supermomtips).

Fuente consultada: Elizabeth Fodor, experta en los juegos de la primera infancia y autora, junto a Montserrat Morán y Andrea Moleres, del libro “Todo un mundo de sorpresas”.

Disfruta de la revista Digital

Check Also

Siete consejos para poros impecables

Mantenerlos en óptimas condiciones requiere mucha consistencia, pero los resultados valen la pena. He aquí …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial