miércoles, octubre 18, 2017
Breaking News
Home | Destacados | Equipaje | Córcega: 7 días sublimes bordeando la belleza

Córcega: 7 días sublimes bordeando la belleza

“Córcega es el fruto del amor entre el sol y el mar” Antoine de Saint-Exupéry

Texto y fotos: María Ángeles Octavio

Dios creó el mundo en 7 días. De cada maravilla que hizo reservó un pedazo que metió en su bolsillo. Cuando llegó el séptimo día y se fue a acostar sintió la presencia de lo que había guardado. Había olvidado los retazos de beldades que había reservado en su traje. Al ver sus manos llenas de un cúmulo de belleza impensable se preguntó dónde la pondría. Miró la tierra y decidió crear una última isla en la que deposito lo más bello que había creado alrededor del mundo. Así fue creada Córcega. La isla de la belleza para los franceses o como la llamaban los griegos Kalliesté, “la más hermosa, la sublime”. Con montañas que rozan los tres mil metros, playas de arena blanca, aguas serenas y pueblos medievales fortificados, esta isla francesa es el gran tesoro del Mediterráneo. Un paisaje montañoso abrazado por mil kilómetros de costa casi virgen, sorprende.

Córcega tiene 8.720 kilómetros de extensión habitados por sólo 260.000 personas. No hay cadenas hoteleras ni franquicias de comida rápida. Esta isla es pura poesía, desde la forma como amanece hasta como se desmaya y luego desangra el sol por las tardes sobre el mar de las islas Sanguinarias, todo son versos.

Papá decía que era francés, de Córcega, de ese pedazo de tierra que flota entre Italia, España y Francia. Su apellido Octavio -con dos t- Ottavio, en algún momento, suena más a italiano que a francés, el color de su piel pintaba más a canario que a italiano, pero su cultura era definitivamente afrancesada. Hablaba castellano, sí, nació en Venezuela, pero su segundo idioma era el francés. Lo masticaba como si hubiera nacido en París. Por eso mi deseo loco de constatar, que papá era galo, me llevó a Córcega en el verano del 2013. No sé si encontré las pistas, lo que si hallé fue un paraíso bañado de una belleza inmensa. Quiero volver a Córcega. Quiero repetir. Repetir es el mejor homenaje.

Lo que deseo repetir

Bastia es una de las ciudades más importantes de Córcega. Tiene una gran avenida desde la que se puede disfrutar de la belleza del mar mediterráneo. Al caminar por ésta se llega hasta donde están amarrados cientos de pequeños barcos.

La Plaza de San Nicolás es una inmensa plaza que reúne numerosos comercios, cafés y restaurantes. Se distinguen dos estatuas, una en cada extremo de la plaza. Una representa a una mujer con su hijo sacrificado en la guerra, y la otra representa a Napoleón. Es la única estatua del personaje que hay en todo el norte de la isla. El lugar está rodeado de numerosos palacios, que en su momento pertenecieron a acaudalados aristócratas. El antiguo puerto, animado por sus muchos bares y restaurantes, forma parte del centro de Bastia. La ciudadela surge sobre el mar, el jardín Romieu, los edificios de colores o la iglesia de San Juan Bautista y sus campanas.

Erbalunga es el primero de los pueblos de la Haut Cap Corse. Los antepasados de Paul Valery son de este pequeño puerto. Aquí pasaba muchos veranos el poeta y su inspiración se potenciaba entre los cerúleos que regala el mar y la imponente montaña en la que está emplazado el pueblo. Es un destino frecuentado por parisinos, es muy chic y rural a la vez. Un punto de atracción es una torre genovesa en ruinas construida sobre una formación rocosa verde. Todo el pequeño puerto está rodeado de antiguas casas de piedras llenas de flores. La iglesia de San Erasmo, patrón de los mártires, se levanta sobre una terraza, allí está la cruz que llevan los penitentes en Semana Santa.

Marina de Meria y la Ensenada de Macinaggio dos hermosas playas.

Rogliano es un pueblo muy verde que data de épocas romanas, está formado por 7 aldeas. Sus construcciones penden del monte Poggio.

Century una bahía, con un espléndido puerto, muy conocida por su langosta. La marina tiene tonos ocre, gris y blancos. Está llena de restaurantes y bares.

En la ruta a Saint Florent hay otros dos pueblos, Nonza y Patrimonio. El primero ofrece un baño de mar inolvidable.

El Golfo de Saint Florent es un lugar muy cosmopolita. Lleno de lanchas y yates, gente bonita caminando por el puerto. Lo llaman el Saint Tropez de Córcega. Esta ciudad fue la capital del Nebbio.

San Michele de Murato, llegar a este lugar es una odisea de curvas y parajes agrestes, pero sin duda de una inmensa belleza. En el camino hay infinidad de pueblitos con gente sentada a las puertas de sus casas. La iglesia fue construida en 1280. Su fachada es una policromía verde y crudo.

Le vallée de Ostriconi, una experiencia con mucho carácter. Con todas las Agriates de marco de referencia se perfila este paraje de playa. El agua de miles de tonos azules, la arena muy blanca y suave.

L?ile Rousse. Otra joya corsa. Llena de vida e historia. Plazas, muelles, paseos, playas y restaurantes bordean la atmósfera que se crea en esta primera parada de La Balagne. Las piedras que rodean este pueblo son rosadas, razón que da el nombre a la ciudad.

Algajola es una estación de veraneo sencilla, pero con una personalidad que embruja. El baño de mar es estupendo, agua trasparente y arena blanca. El sol se derrite y eleva en el mar. Un poco más allá está el pueblo amurallado con su vida gastronómica y nocturna.

Pigna es un pueblo medieval de fachadas amarillas, reconocido por su música. Lleno de aromas en sus aceites y especies. Está en las montañas.

Calvi este puerto tiene un castillo sobre una superficie que sobresale en el mar. Lleno de barcos, se respira un ambiente elegante. Su nombre Calvi, viene de calvo por la piedra lavada sobre la cual se construyó el castillo.

Les Calanches son unas formaciones rocosas muy rojas con acantilados altos. El mar azul, el cielo despejado y las montañas rojas.

Porto es una ciudad al borde del mar que también tiene un faro genovés. Su energía es violentamente bella por los colores que despliega su estampa.

Carguese una ciudad griega llena de dulzura y serenidad. Sus aguas color esmeralda y el color de su arena, cambian el humor de cualquiera. Su origen griego es porque en 1769 se le otorga a Grecia este territorio en compensación por la pérdida de Paomia.

Ajaccio, capital de Córcega es una ciudad convulsionada por el tráfico. Ésta es la ciudad natal de Napoleón Bonaparte. Allí encontramos monumentos, museos y la casa de Napoleón. Un paseo por la compleja historia de Córcega. Tiene una hermosa bahía cuyo mar se recoge en las faldas de la ciudad.

Sartène está construido como un anfiteatro debajo del valle de Rizzanèse. Dicen que es el pueblo más corso de todos. El que se ha mantenido más auténtico.

Bonifacio es una experiencia única. El castillo sobre las piedras lavadas por las caricias del viento impresionan. La ciudad amurallada sobre este fenómeno natural es de quitar el aliento. El Cementerio Marino es una construcción emblemática de esta ciudad.

Porto Vecchio es un pueblo con una citadela y un puerto muy turístico, pero con un encanto enorme. La rua Borgo te transporta a los tiempos medievales.

Palombaggia. Esta playa está frente a las Islas Cerbicales otra reserva natural. La playa posee rocas color naranja y pinos sombrillas.

Playa de Santa Giulia otra fantástica playa.

Aléria es una ciudad arqueológica resucitada en 1950.

Cervione capital de la costa verde está cerca de la capilla de Santa Cristina. Ésta tiene unos frescos muy especiales.

Córcega ha sido una región con una historia agitada. Su ubicación estratégica la ha hecho ser codiciada por muchos. Napoleón y Pascal Paoli, son dos ejemplos. Pero lo que marca a Córcega hoy en día es el respeto por el entorno natural. Conserva su esencia salvaje y exhibe su conciencia ecológica. Es una joya donde se respira la belleza. Todavía no sé si los antepasados de mi padre son corsos o no, probar esto es muy difícil, pero a mí me gustaría que así fuera y así será. Mis tataratatara abuelos nacieron en Erbalunga, Córcega. Allí quiero pasar muchos veranos…

reviva el impreso On-line

Check Also

La vuelta a Europa en 10 platos

La gastronomía Europea es ciertamente muy amplia y muy diversa debido a la influencia de …

One comment

  1. Me ecanto,este articulo,me hizo hervir la sangre ,ademas de lagrimear todo el tiempo;mi abuela se llamaba Angeles Marie Casabianca ,nacio en Prunelli Di Casaconi (Alta Corcega).Me gustaria intercambiar datos genealogicos mi Abuelo ,era de Lento,una finca en Alta Corcega.Hoy descansan en la cudad de Vera,los dos,Sta.Fe,ARGENTINA

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial