domingo, noviembre 19, 2017
Breaking News
Home | Columnistas | Ana Simó | Ganancias en las Pérdidas

Ganancias en las Pérdidas

Ana Simó Psicóloga. Terapeuta sexual, familiar y de pareja – Directora Centro Vida y Familia Ana Simó – @AnaSimo

En esta época del año las personas se centran en repasar lo que ha sido y ha significado el año que recién termina, y es sorprendente ver la cantidad de tiempo que se pierde pensando en las horas mal usadas, en las cosas que se les ha puesto esfuerzo y donde no se ha visto la gratificación de unos resultados esperados.

Nos quedamos paralizados en las quejas, en lo que pudo ser, en lo que no se logró, en buscar culpables, en las señalizaciones, en qué hacer para no pensar más en esto y el típico borrón y cuenta nueva que no es más que una evitación de la realidad. Y no digo que esté mal, pero no debemos solo quedarnos en ese punto.

La vida es un constante flujo, viene y va, las relaciones, las cosas, las situaciones, las personas, llegan para proporciónanos toda clase de experiencias, algunas se quedan para siempre pero otras solo llegan para dejarnos algún aprendizaje además de saborear lo que es la pérdida, pues esas que se van no son más que alguna pérdida que necesitábamos experimentar para poder seguir evolucionando.

Y cuando hablo de pérdida no solo me refiero a la muerte o separación, me refiero a traiciones, disgustos, decepciones, proyectos no terminados o que ni siquiera pudieron concretarse por motivos coherentes o por el simple hecho que fueron sueños de un día.

Si pudiéramos enumerar todas las sensaciones vividas en este año descubriríamos que muchas de ellas ni siquiera pudieron desarrollarse porque se nos ha ensenado que debemos ser fuertes, que no podemos demostrar fragilidad ante los otros y que tampoco tenemos suficiente tiempo para detenernos a entenderlos y sentirlos y algo que he aprendido es que los sentimientos buscan escapadas sustitutas si no lo dejamos salir de forma natural.

Veremos que para sentir la ganancia de lo no logrado, como los desencantos y deslealtades vividas, es mejor soltar aunque eso conlleve deducir que no tenemos el control del accionar de los otros o de la forma en que los demás perciben la vida.

Una vez que has sentido, expresado y hecho todo lo que necesitas sentir, expresar y hacer entrarás a disfrutar de las ganancias.

No luches con no querer sentir, al contrario date el permiso para hacerlo, siente, patalea y has tu rabieta, que luego soltarás porque aceptarás que las cosas fueron así por algo que quizás aun no entiendas, pero llegó el momento de la búsqueda del bienestar.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Satisfacción Femenina

Por Ana Simó — Psicóloga Clínica, especialista en terapia familiar, sexual y de pareja. Directora …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial