lunes, noviembre 20, 2017
Breaking News
Home | Columnistas | Ana Simó | Estrés: Aprendiendo a manejarlo

Estrés: Aprendiendo a manejarlo

Hoy en día vivimos con una rapidez que asombra, estamos sumergidos en una inmediatez que nos lleva muchas veces a no disfrutar los procesos y esto a la vez nos hunde en el estrés.

Lo malo es que muchos hasta normalizan este estilo de vida donde pudieran hasta entender que el no dormir, no poder concentrarse, ni el tampoco alegrarse por cosas que antes lo hacían es natural.  Muchas veces son nuestra familia o nuestros compañeros de labores, los que nos retroalimentan sobre los cambios que estamos teniendo en cuanto a nuestro comportamiento (ira, ansiedad, mal humor, cansancio, entre otros) y nuestro rendimiento. En los peores casos, es nuestro cuerpo el que responde a lo que se nos demanda, enfermándose y dejándonos incapaces de cumplir con nuestros deberes; y sólo en este momento es que nos damos cuenta de que nos hemos dejado llevar, que no hemos puesto límites, ni hemos mantenido un equilibrio en nuestra vida.

Pero sería bueno identificar y aclarar que el estrés no es malo cuando es el motor que activa nuevas ideas y pensamientos positivos, cuando nos da energía y nos mueve a hacer cosas, cuando sentimos esa electricidad motivadora por dentro y que nos lleva a hacer actividades casi imposible. La diferencia entre el estrés (o estrés positivo) y el distrés (o estrés negativo), es que el bueno, no se mantiene en el tiempo y no nos crea angustia. Lo contrario al distrés que interrumpe con nuestra vida normal. El problema es que si no asumimos lo que nos ocurre podemos llegar a perder el norte en nuestras vidas y esto puede repercutir en la salud física y mental.

Pero aquí te daremos algunas recomendaciones para mantenerte lejos del distrés, pero entendiendo que es importante la constancia en cada una de ellas:

Hacer actividades físicas al aire libre. Se ha comprobado que estar en contacto con la naturaleza es relajante.

Pasar tiempo de calidad con nuestros seres queridos, ya que estos momentos llenan de satisfacción, humor y tranquilidad.

Asiste a psicoterapia buscando donde drenar todos los pensamientos perturbadores, recuerda que el solo hecho de hablar ayuda a calmar la angustia que está viviendo.

Practica Atención Plena o meditación como se le conoce comúnmente, donde se aprenden ejercicios que te llevan a disfrutar el tiempo presente.

Se selectivo con las películas o libros que te distraigan, pues no debes ver nada que perturbe tu paz.

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Satisfacción Femenina

Por Ana Simó — Psicóloga Clínica, especialista en terapia familiar, sexual y de pareja. Directora …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial