viernes, septiembre 22, 2017
Breaking News
Home | Columnistas | Ana Simó | ¡Amo Ser Mujer!

¡Amo Ser Mujer!

Definitivamente este es nuestro siglo, el pasado es historia aunque por momentos duela. Hoy tenemos la oportunidad de prepararnos, de desarrollarnos. Tal vez nuestras abuelas no tuvieron la oportunidad o la suerte que hoy en día tenemos nosotras

Por Ana Simó – Psicóloga Clínica, Terapeuta Sexual, Familiar y de Pareja – www.centrovidayfamilia.com – @AnaSimo

A lo largo de los años hemos adquirido demasiadas responsabilidades. Recordemos que somos y seremos un pilar decisivo en la vida de nuestras familias. Seguramente tendremos caídas y tropezones, pero lo maravilloso de ser mujer es la forma encantadora de cómo nos levantamos, quizás sin fuerzas, pero es impresionante como la sonrisa de un hijo, el amor a Dios, las responsabilidades laborales, el amor de pareja, a la comunidad entre otras, hacen que podamos sacar adelante nuestro agobio y cansancio.

Cierra los ojos y piensa en ese maravilloso legado que te dejaron tus padres, esos valores que te hacen sentir única de tus raíces, de esa misma forma lo harás tú con tus hijos si decides ser madre o si ya lo eres.

En Busca de la libertad emocional

Desde nuestros ancestros las mujeres hemos sido creadas para postergarnos. Esto lleva como consecuencia que a pesar de hablar mucho, no comunicamos la mayoría de las veces lo que en realidad nos aqueja, nos perturba o nos hace sentir abusadas.

Es impresionante ver el aguante que tenemos, y esto nos desgasta, nos lleva a enfermarnos, a sentir que nuestro propósito en la vida se apaga, y lo preocupante es que no sentimos que todo este esfuerzo ha sido valorado muchas veces por quienes nos rodean.

Muchos pensamientos nos martillan en la cabeza y nos producen, tristeza, angustia, desaliento, pesimismo, pero es el momento de entender que no somos responsables del accionar de los demás, que hay situaciones que no podemos cambiar y que para cultivar pensamientos positivos, nutridores que aumenten la autoestima, debemos enfocarnos en todo lo hermoso que tenemos como persona.

Aprendamos a enfocar nuestra atención en aquello que nos produzca paz, no es difícil crear armonía en quizás un momento de crisis, siempre he dicho que una de las herramientas más poderosas y que siempre tenemos a mano es la Oración, esa conexión que tenemos con Dios y en la que simplemente dejamos fluir todo lo que sentimos y expresamos de forma honesta nuestro dolor. También puedes comenzar a sacar 20 minutos diarios para ti, para hacer algo que te desconecte de la rutina, las responsabilidades y te lleve al reencuentro con un ser muy especial ¡tú misma!

Para seguir sintiendo esa libertad que te permite percibir el bienestar y paz interior, debes trabajar el perdón, y entender que es un proceso donde debes asumir lo que te dolió, no tratar de entenderlo porque muchas veces allí radica el que siga doliendo, pues como no entendemos por qué el otro es capaz, entonces no aceptamos.

A Algunas mujeres se les hace más difícil que a otras y esto tiene mucho que ver con su crianza. Debemos aprender hacer más flexibles, ya que sin darnos cuenta hemos sido educadas para resolver, y con esto adquirimos muchos controles y lo hacemos como una forma de que todo salga bien, pero en el fluir podemos permitirnos que los demás nos valoren, se den cuenta el rol importante que nosotras jugamos pero lo básico es que para nosotras sea claro lo que valemos.

Ser Moderna es Parte de Encontrar la Libertad

Ser moderna es poder escoger qué retos, compromisos y situaciones estamos dispuestas a asumir, siempre por convicción y nunca por obligación. Todas tenemos un talento, busca lo que te apasiona y no lo sueltes hasta que lo realices. Así tendrás un maravilloso motor que te guiará a hacer cada día las cosas mejor.

Para eso es necesario la constancia y creer en ti misma, no esperes que desde el exterior averigüen quien eres, quien mejor que tú para saber lo que quieres. Nadie está dentro de ti para saber tu verdad, solo tú.

También para sentirnos libres debemos perder el miedo y la sumisión que nos exige siempre decir que sí aunque en realidad queramos decir no, pues lograremos ser mujeres más completas. Debemos cultivar la comunicación abierta y honesta con nuestras parejas, a pesar de que las mujeres nos caracterizamos por hablar mucho, en realidad no hablamos de lo que sentimos, sino de lo que esperamos de los demás y con esto nos drenamos, nos ponemos reactivas pues esperamos que nuestra voz sea escuchada pero al momento que comencemos hablar desde nuestro YO, seremos las protagonistas del cambio principal que es el nuestro.

La percepción que tenemos de nosotras mismas se debe a la forma en que fuimos criadas. No es lo mismo un hijo que nace fruto del amor, que un hijo que nace en un momento de crisis, sea por problemas económicos, desamor, traición, esto afectara nuestra visión de nosotros, la cual cambiara al momento de entender sin juzgar nuestro desarrollo.

En muchas ocasiones las mujeres me preguntan por qué siempre busco relaciones de tal tipo o por qué siempre me engaña la gente, y yo les digo, estas proyectando algo que la gente utiliza para su bien o para el tuyo. Te has preguntado que ven en ti las personas, cuando entras a un sitio, qué piensan, caes pesada, tienes perfil de protectora o de criticona?

Ese espejo es muy necesario para saber lo que la gente percibe de nosotros, pues puede ser que lo que proyectes no sea para nada la realidad y esto se debe, a que puede ser un mecanismo de defensa que aprendiste para protegerte de algo o alguien.

Pero la buena noticia es que todo esto puede cambiar, en el momento que no buscas culpables y te enfocas en todo lo bueno que tienes por explorar y explotar. Me encanta el ejercicio donde le digo a las personas, cómo te gustaría ser recordado cuando no estés en este mundo? Y qué estás haciendo para lograrlo?

Sentimientos como la culpa, agradecimiento, pena, tristeza muchas veces no nos permiten lograr esto. Mientras más nos queramos mejor proyectamos nuestra imagen, por eso es tan importante ser lo suficientemente honestos para saber cuándo es necesaria la ayuda terapéutica.

Cultivando Nuestro Bienestar

El bienestar personal es algo tan único que no podríamos tener una definición universal, ya que lo que para mi seria lo que me puede dar bienestar para otra persona no es así y está bien, pues cada quien tiene sus prioridades y lo que desea en la vida.

Pero hay cosas sumamente básicas que por mi experiencia entiendo son necesarias para lograr sentir esa paz necesaria para ser felices: priorizar, dedicar tiempo a nuestras cosas, adoptar actitud positiva, hacer un trabajo personal que busque incrementar mis cualidades, el disfrute familiar, establecer metas y alcanzarlas.

¡Disfrutemos del privilegio de ser mujer!

Disfrute de la revista en Issuu

Check Also

Satisfacción Femenina

Por Ana Simó — Psicóloga Clínica, especialista en terapia familiar, sexual y de pareja. Directora …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial